Laguardia: un retiro rural cerca de Vitoria

Laguardia: un retiro rural cerca de Vitoria

laguardia1

Cuando nos hablaron de Laguardia, vimos que este pequeño municipio tenía todo lo que nos gusta de los viajes al norte: es un pequeño enclave rural a tan solo 50 minutos de una gran ciudad como Vitoria. Así que reservamos habitación en el Hotel Silken Villa de Laguardia y nos dispusimos a pasar unos días conociendo algunos de los atractivos de la provincia de Álava.

Laguardia es una localidad de menos de 2000 habitantes y está llena de historia: vivió un gran momento de esplendor en la Edad Media, aunque se han descubierto yacimientos prerromanos. Gracias a ello, el pequeño municipio está lleno de inmensos tesoros que ya de por sí hacen interesante la visita.

Por si esto fuera poco, está situado en un espacio de excepción: en pleno corazón de la Rioja Alavesa, Laguardia es un ‘centro de operaciones’ ideal para pasar varios días descubriendo este territorio del norte de España.

Laguardia: qué hacer en este municipio

Pese a sus pequeñas dimensiones, son muchas las cosas que Laguardia ofrece al turista. De hecho, es un destino perfecto para pasar un fin de semana repleto de actividades y combinar las visitas culturales con el descanso en un hotelito rural con encanto.

¿Cuáles son las opciones más recomendadas para hacer allí? Repasamos algunas opciones pensadas para todo tipo de turistas: desde amantes de la naturaleza hasta personas interesadas por la historia, pasando por familias que viajan con los peques de la casa.

Poblado de La Hoya

¿Qué mejor que comenzar a conocer Laguardia por sus orígenes? Esta es la posibilidad que ofrece el poblado de La Hoya, que se encuentra dentro de los límites geográficos del municipio.

Se trata de un yacimiento arqueológico que permite a los visitantes viajar en el tiempo hasta el año 1.200 antes de Cristo. Allí se inició una comunidad sedentaria que se mantuvo activa hasta la II Edad de Hierro, en torno al 250 a. C. cuando un gran incendió provocó que los habitantes de La Hoya buscaran otro lugar de residencia.

A finales del siglo XX se realizaron distintos proyectos de recuperación del espacio, que hoy se puede visitar de martes a domingo –los horarios cambian según la época del año– de manera completamente gratuita.

Además, el conjunto se completa con un excelente centro de interpretación que ayuda a los visitantes a entender la importancia de este hallazgo, así como a aprender detalles de la excavación que se ha ido realizando a lo largo de los últimos lustros.

Free tour por Vitoria

Rutas y dólmenes: la combinación perfecta

Quienes aman descubrir vestigios del pasado en los lugares más insospechados no podrán dejar de disfrutar de la llamada ruta de los dólmenes, que permite conocer la rioja alavesa a la vez que se sigue profundizando en la historia más remota del territorio.

Mientras se completa esta ruta en coche, de aproximadamente una hora y media, los viajeros podrán ir haciendo distintas paradas ante vestigios arqueológicos que combinan perfectamente con una visita a La Hoya.

El paisaje y la historia se funden en este plan, que te llevará a conocer el Dolmen del Sotillo, el Dolmen de San Martín o la Chabola de la Hechicera, entre otros puntos de interés que permiten hacerse con algunas de las mejores fotografías del viaje.

Rutas senderistas en Laguardia

Las rutas senderista son otro de los grandes reclamos de Laguardia. En concreto, dos son las predilectas de los deportistas que se hospedan en el municipio: la ruta del vino y del pescado y el camino natural del Ebro.

Ambas son largos trayectos que pasan por distintas provincias, y que en este punto de la rioja alavesa tienen algunos de los mejores momentos. Gracias a ellos se pueden conocer otros municipios cercanos como Lagrán y Oyón.

Más llamativo resulta, en general para todos los turistas, el camino ignaciano, que sigue los pasos del santo Ignacio de Loyola desde el pueblo del que toma su nombre hasta la localidad de Manresa.

De nuevo, es una ruta muy larga y que se aleja mucho de Laguardia, pero realizar algunos de los trayectos que quedan cerca del pueblecito es una idea más que interesante para disfrutar del aire libre y olvidarse del reloj por unas horas.

Amor por el vino: las bodegas de Laguardia

laguardia2

Ser un territorio considerado dentro de la Rioja Alavesa obliga a contar con algunas bodegas en el entorno municipal, ya que la producción de vino en este territorio es prácticamente el principal motor económico de la región. Así es: Laguardia es un destino clave para los amantes del vino, que tienen acceso a más de cuarenta bodegas radicadas en el pueblo.

Muchas de ellas están abiertas al turismo y cuentan con horarios de visitas, en los que es posible conocer en qué consiste el proceso de elaboración del vino, comprar algunos caldos y disfrutar de catas de distintas botellas a un módico precio. Sin duda, este es uno de los principales reclamos de Laguardia, que cada año recibe a cientos de miles de amantes del buen vino deseosos de empaparse del trabajo de los productores locales.

Una de las visitas más recomendadas en este punto concreto es la de las cuevas subterráneas de Casa Garcetas. Por solo dos euros se tiene acceso a una de las bodegas más peculiares del mundo, gracias a las condiciones de humedad, temperatura y ausencia de luz que ofrece la Cueva Dorretxe, donde está ubicada.

Otros atractivos de Laguardia

Como casi cualquier localidad con historia, Laguardia cuenta con otros monumentos arquitectónicos que pueden resultar de gran interés para los turistas.

Destacamos la iglesia de Santa María de los Reyes o la torre Abacial, una construcción que se levantó en las murallas de la villa y que ejerció como principal bastión defensivo para los habitantes de Laguardia de la Edad Media.

La plaza mayor, con su llamativo reloj, y el simple hecho de pasear por sus calles y tomar una copa de tinto o una cerveza en cualquiera de sus barecillos es una opción más que interesante para enamorarse por completo de Laguardia.

Las combinaciones son muchísimas a la hora de montar unos días de viajes llenos de actividad en la zona. Además, a esto se pueden sumar unos breves trayectos en coche para conocer otras localidades de interés muy cerca. ¡Te recomendamos explorar esta opción!

Laguardia como punto de partida para conocer otros territorios

Como hemos señalado, el gran atractivo de Laguardia es que es un enclave rural muy cerca de todo en la Rioja Alavesa.

Por eso, una opción maravillosa es reservar un hotel con Spa en Laguardia, conocer el pueblo y dedicar el resto de los días a viajar a Vitoria o a cualquier otra localidad de interés situada en la zona.

Nosotros lo hicimos así: elegimos el Silken Villa de Laguardia por precio, comodidad y localización, y desde allí fuimos a Vitoria, Logroño y Miranda de Ebro, tres importantes ciudades de estas regiones, situadas todas a menos de una hora de Laguardia.

Sin lugar a dudas, el hecho de que esté en el centro de este triángulo la convierte en una gran elección para dormir. Sobre todo teniendo en cuenta que la oferta hotelera de Laguardia es interesante y ofrece unas opciones con una relación calidad/precio muy beneficiosas para el viajero.

Picture of Redaccion DVCB

Redaccion DVCB

Artículo redactado por DE VIAJE CON BLOG, web centrada en la difusión de la gastronomía y los viajes tanto nacionales como internacionales. Para más información, visita nuestro código ético.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Picture of De viaje con Blog
De viaje con Blog

Apasionados por los viajes, llevamos más de veinte años descubriendo el mundo. Ahora lo hacemos juntos y queremos compartirlo contigo.

Vamos a contarte lo que hemos ido descubriendo, todos nuestros rincones favoritos y qué consejos pensamos que son indispensables para disfrutar al cien por cien de todos los destinos.

Otros destinos

Comparte este post

Facebook
Twitter
WhatsApp
LinkedIn